Saltar al contenido

Cada vez se lee más

8 marzo, 2018

Hoy os traigo una reflexión que estuvimos haciendo unos compañeros de entrenamiento sobre la lectura. A raíz de preguntas sobre mis libros la conversación derivó hacia otros títulos que nos gustaban, lo que estábamos leyendo cada uno y de pronto surgió la frase con la que todos estuvimos de acuerdo: cada vez vemos a más gente leyendo, sobre todo el transporte público.

¿En qué noto que cada vez se lee más?

Durante casi dos años estuve yendo a trabajar, montando en el metro a diario (algunos días hasta cuatro viajes) y siempre con un libro bajo el brazo. Nunca lo puedo evitar, si se que voy a viajar en transporte público, llevo un libro conmigo; si voy a cualquier lugar y se que voy a tener un rato libre, llevo un libro; si voy de vacaciones, llevo un libro (o varios).

Cuando apareces con un libro en el transporte público siempre hay alguien que te mira raro, como si fuese un delito ir leyendo un libro; está la gente que mira el libro que estás leyendo y se fijan en el autor, el título y el dibujo de la portada. Y luego hay gente que, al igual que uno mismo, van leyendo, ya sea en formato papel o electrónico.

Pues bien, durante esos dos años que estuve montando el metro a diario me di cuenta que a medida que avanzaba el tiempo cada vez más personas iban con un libro entre las manos. No voy a entrar en si había más libros en formato físico o más en formato electrónico pero, afortunadamente, cada vez había más gente aprovechando el tiempo del viaje para leer.

¿Qué lee la gente?

Durante todo ese tiempo viajando en metro me dio tiempo a ver qué tipo de lecturas escogía la gente para amenizar esos trayectos de ida y vuelta al trabajo, a sus lugares de ocio. La verdad es que me alegró ver que había mucha variedad en los géneros y en los autores, algunos de esos autores los conocía y a otros no. No voy a entrar a sementar a los lectores según el género que leían pero ya os digo que había de todo: gente más mayor y más joven, hombres y mujeres. Un dato en el que coincidimos los compañeros de entrenamiento es que, en efecto, eran más las mujeres lectores que los hombres.

Toda esa gente que vi leer mientras viajaba en metro lo hacía leyendo, como ya he dicho antes, diferentes géneros: novela histórica (yo entre ellos), romántica, policiaca, thriller, etc. Los autores también eran muy diversos, más conocidos, menos conocidos, autores independientes.

Ver esa creciente afición por la lectura que, afortunadamente, la gente de mi entorno también comparte me hizo ilusión y me alegré de que la sociedad, poco a poco, comience a leer, siga leyendo o aumente el número de libros leídos en un año.

¿Por qué la gente no lee?

Antes de comenzar diré que a continuación expongo mi opinión, nada más, ni datos ni otro tipo de información, únicamente mi opinión.

Creo que a mucha gente, el rechazo a leer le viene de su época del colegio, esa etapa en la que nos obligan a leer ciertos libros que, es obvio, no están dirigidos a niños de esas edades. Creo que no se puede obligar a niños a leer libros catalogados como grandes obras de la historia u obras cumbre de la literatura española con el único pretexto de que son grandes obras. Pueden ser grandes obras pero si se obliga a niños a leer esas obras, en la que no encuentran cosas atractivas, con un lenguaje que en ocasiones no comprender del todo, etc., el efecto es el contrario al deseado.

Muchas personas terminan asociando la lectura con obligación por lo que cuando tienen opción de dejar de leer, lo dejan a un lado sin pararse a pensar si habrá algún género o autor que les atraiga. Quizá si a esos niños se les hubiese dado la opción a leer obras, cuentos o lo que sea, acordes a su edad, seguramente no habría tanto rechazo a leer en los jóvenes. Y digo en los jóvenes porque muchos se me quedan mirando estupefactos, cómo si hubiesen visto un ovni o algo así, cuando les digo que me apasiona leer y que cuando paso la última página de un libro ya estoy leyendo la primera del siguiente.

Y hasta aquí mi reflexión sobre la lectura. No dudéis en dejar vuestras opiniones en los comentarios y así podremos ampliar el debate.

¡Disfrutad de la lectura!