Saltar al contenido

La regente. Los personajes (I)

15 diciembre, 2019

Hace unos días escribí una entrada para acercaros un poco al contexto histórico en el que se desarrolla la trama de la obra que tengo entre manos (¿aún no has leído esa entrada? Pincha aquí). La regente, que como bien sabes será mi tercera novela ambientada en el antiguo Egipto, nos cuenta los avatares de Meritneith, una reina de la I Dinastía que se verá con la responsabilidad de gobernar Egipto durante la minoría de edad de su hijo.

Pues bien, una vez aclarado el contexto histórico, toca hablar de los personajes que os encontraréis entre las páginas de La regente. Esta es la primera de dos entradas en las que conoceréis a todos los que formarán parte de esta gran historia que nos acerca al primer siglo después del nacimiento del estado egipcio.

A continuación os presento a los personajes a los que estoy dando vida. No he seguido ningún orden especial a la hora de presentarlos, excepto con Meritneith, que va en primer lugar por ser la protagonista indiscutible de la novela. Los personas de Meritneith, Djet y Den están basado en personas que existieron realmente, mientras que el resto de personajes son ficticios.

Meritneith

Como ya he dicho, es la protagonista de la novela, atrayendo sobre ella todos los focos para tratar de arrojar algo de luz sobre un personaje histórico poco conocido, pero que yo creo que es muy interesante. Que no se nos olvide que estamos hablando de una época tan remota como el año 2930a.C. aproximadamente y que se trata de la primera mujer que aparece mencionada en los listados reales confeccionados por faraones posteriores.

Meritneith es la esposa de Djet, por lo tanto es reina y, a la muerte de su marido, se convierte en regente de su hijo, el pequeño Den, que apenas tiene seis años de edad. Es una mujer inteligente, que ha estado gobernando el país mientras su marido estaba enfermo, que conoce todos los entresijos del poder y que no va a permitir que dicho poder escape de su familia. No tiene una especial ambición por detentar el poder, pero si que quiere legar a su hijo lo que le pertenece, aunque para ello tenga que realizar alguna acción no del todo correcta.

La protagonista es una mujer de alrededor de 40 años, que se cuida y que tiene como modelo a Neithhotep, la primera reina del Egipto unificado. Tiene una larga melena morena, unos ojos verdes almendrados, una nariz fina y recta y unos labios delgados. Aún conserva la esbeltez de la juventud gracias a nadar casi todos los días y a los ejercicios que práctica un par de veces por semana. Nunca ha sido una apasionada de la caza, pero sabe manejarse bien con el arco y las flechas, símbolos de la diosa Neith, su patrona.

Nos encontramos antes una personajes que es amante de la justicia, del orden, de las tradiciones, de las cosas bien hechas y que trata de seguir sus principios en todo momento y toda situación. Pero, ¿qué ocurrirá con sus principios cuando los pretendientes al trono desplieguen todas sus ambiciones? ¿Cómo logrará contener todos los ataques y garantizar la seguridad del trono para su hijo?

Djet

Es el marido de Meritneith y, por lo tanto, el rey de Egipto, pero en esta novela no aparece como tal, sino que la obra empieza narrando su funeral. Se hacen referencias a él y a su situación cuando se menciona el trabajo que realizaba Meritneith mientras él aún vivía. Afectado de una enfermedad degenerativa, pasó los últimos años en cama y sin aparecer en público.

Den

Es el hijo de Meritneith y Djet, legítimo heredero del trono de Egipto y coronado rey a la muerte de su padre. Es un niño de seis años cuando accede al trono y durante los primeros años aún se comporta como un niño mientras le intentan enseñar su función y preparar para cuando detente él todo el poder y no dependa de regentes.

A medida que avanza la novela Den va creciendo y va siendo más consciente de sus deberes. Su madre y regente intenta rodearlos de compañeros fieles, que le enseñen los engranajes de toda la administración y que le eduquen también en el apartado militar.

Den adora a su madre y siempre le está agradecido por todo lo que ha hecho por él, pero en ocasiones siente que no entiende o no conoce a su madre tanto como cree y poco a poco, cuando ya está a punto de no necesitar regente alguno, empieza a apoyarse más en su esposa.

Ptahmes

Se trata del visir durante el inicio del reinado de Den, cuando Meritneith es la regente. Es un fiel servidor de la familia real y está junto a ellos desde el primer momento. Cuando llega la edad de jubilarse cede el testigo del visirato a Hemaka, discípulo suyo que seguirá siendo partidario de Den durante todo su largo reinado.

Semat

Es la hija de una de las más nobles familias del país, descendiente por parte materna de los primeros reyes que unieron los dos reinos que conforman Egipto. Su unión con Den es a la vez una unión concertada y amorosa. Mientras Meritneith gobierna en calidad de regente ella se mantiene en un discreto segundo plano, pero cuando Den empieza a dar muestras de estar preparado para asumir el poder, comienza a dejarse ver más y a tomar mayor importancia junto a su marido.

Merensokar

Aquí tenemos al primer antagonista de la novela. Se trata de un noble que posee un cargo en el gobierno: portador del sello real. Es el encargado de que los edictos y decretos dictados por el rey se hagan efectivos y se transmitan a todas las provincias y ciudades. Ocupa el cargo desde mediados del reinado de Djet y sigue en su puesto pese a su enfrentamiento a la familia real.

Estamos ante un hombre ambicioso, que trata de obtener la regencia en los instantes posteriores a la muerte de Djet. Al no conseguirlo, pasará un tiempo tratando de pasar desapercibido, pero con el tiempo volverá a tratar de ocupar el trono antes de que Meritneith le ceda el testigo a su Den.

Para lograr sus objetivos se rodeará de varios acólitos, con los que tratarán de acaparar mayores parcelas de la administración para tener una buena base sobre la que dar el salto para ocupar el trono.

Atumemheb

El último de los personajes que os presento hoy es un capitán del ejército. A igual que el visir Ptahmes es un delito servidor de la familia real, compañero de armas del difunto monarca, Djet, e instructor en el arte de la espada y del arco de Meritneith.

Es uno de los pilares sobre los que se asienta el poder de la regente, al ser un hombre que es respetado por el ejército y por todos los cuerpos de seguridad del país. Atumhemheb, junto al visir, son escudo de Meritneith, quien les corresponde con un agradecimiento sin límites.


Pues hasta aquí la primera entrada sobre los personajes de mi novela, La regente. Obviamente habrá una segunda entrada en la que os presentaré a nuevo actores y, quizá, donde agregue más información sobre los personajes hoy presentados.

Bonus: El primer borrador de La regente tiene escritos ya un capítulo y medio y ha superado las 10 000 palabras. Os mantendré informados.